Marcadeagua2020.png

blog

Nunca escribo sola, El es mi inspiración y mi compañía

Victoria Arias

Presa de pánico



El miedo y el pánico son similares, paralizan, velan los ojos(la visión), aturden, duelen pero no sabes en dónde o a veces sabes exactamente y duele más (en mi caso mi espalda y los pies) , alteran la digestión y en el peor de los casos nos tiran al piso, son ausencia de paz pero reconocer que somos presas fáciles del pánico no es de cobardes, ni de gente incrédula, más bien lo que nos hace creyentes es ACEPTAR que podemos llegar a experimentarlo muy seguido, ya que cuando entramos en el camino del Señor dice la biblia que nuestros ojos se abren y vemos las cosas tal cual son. Por esta razón al conocer la VERDAD seremos libres de la mentira y la muerte eterna(si no eres creyente es posible que ni pienses en ella) pero, la libertad no nos exime de experimentar aflicciones o padecer en la carne, es decir en nuestras emociones y físicamente manifestarlo, no!! Todo lo contrario nos hacemos más vulnerables porque descubrimos que realmente somos frágiles, débiles y que el pecado nos mantuvo en un estado de mentira, de apariencias, de ego humano que no se rinde ante Dios, con un corazón endurecido que no reconocía que había un enemigo llamado muerte, y no hablo de la muerte de un cuerpo después que su corazón ya no late, me refiero a la muerte espiritual.


Ese estado en el que podemos durar años desde que nacemos convencidos que podemos con todo, que enfrentamos las situaciones dizque sin ayuda de nadie, ese que nos dice al oído a cada momento que Dios no nos ama, que no hay castigo por nuestros actos y que por obras estaremos "bien" al final...ese que nos dice que somos "buenos", que nos merecemos todo y constantemente nos mantiene en un terror si nos intentamos escapar de la realidad hacía la verdad, una angustia constante del futuro, pero que no podemos mostrar porque sería fatal, hasta que por dentro hemos acumulado tanto y abierto tantas puertas que o somos llevados a intentar provocar nuestro propio fin llevados por "esa voz" o terminamos clamando de rodillas con los ojos encharcados al que por misericordia nos llama a gritos para salvarnos... pero sigue siendo una decisión que nadie toma por ti.


Luego de tomar la decisión correcta recibimos esa luz y recibimos paz, esa paz que sobrepasa todo entendimiento, mientras avanzamos en el camino, al ver con claridad los peligros reales, al ver las señales del cumplimiento podemos literalmente ya no sólo sentir el pánico sino verlo y somos sus presas favoritas porque ese león se saborea con tanta hambre sólo con la intención de hacernos retroceder y meternos de nuevo en su vientre: el infierno,que es tal cual, renunciar a la vida.


Por eso mi amado, no tengas pena de ACEPTAR que tienes miedo. No te dejes engañar, Jesucristo no te llamó a vencer a solas, El no te salvó con mentiras diciéndote que todo el paraíso estaría aquí, NO! Sus promesas son SI Y AMÉN pero nos dijo claramente cómo El sabía, que nos sentiríamos y los peligros que afrontaríamos pero que en medio de ellos El estaría .


Yo personalmente mi amado, por momentos me consumo en terror, las circunstancias actuales del mundo, las amanezas constantes a mis finanzas, el terror de la soledad, la impotencia o la angustia de no poder controlar una situación (salud, trabajo, familia) los zarpazos del enemigo atacando mi fe cada vez que doy un paso valiente, la voz que intenta seducirme para retroceder renunciar o peor convencerme de que nada tiene solución y Dios falló, pero allí está El permitiéndome sentir para entenderte si aún no lo conoces y alentarte con su promesa, o llevarte este mensaje si ya entregaste tu vida y te pasa como a mi y oremos los unos por los otros.


Jesús no es un coach, no es guía o un "lider" espiritual que nos anima a continuar pero sin ensuciarse...no, El es Dios, y más bien se enlodo primero, se sacrificó y se despojo de todo para alcanzarnos y promete estar ahí en la brecha hasta el momento final, El pelea tus batallas y las mias y ya venció la mayor de todas.


Y aunque el humo inmundo de la realidad de las circunstacias de tu vida en este mundo, quizás un golpe de las noticias en los medios, un despido, un diagnóstico, o un terrorismo intenso ante este caos actual nos sopla en la cara para asfixiarnos y nos intente hacer presas del pánico, mis únicas palabras en este momento mi amado para ti y para mi son, NO TEMAS, busca todos los "no temas" de la biblia y repítelos escondiéndote en El, pide ayuda, confiesa cómo te sientes, clama y dile que tienes miedo, intenta orar, sino puedes, escucha alabanza y pide oración, lee esta nota otra vez y entiende que somos dos, suficiente para que Él esté presente(Mateo 18:20) medita en su palabra y si en algo te ayuda dímelo porque también necesito saber que todo esto valio la pena.


Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

S. Juan 16:33 RVR1960


Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

S. Juan 14:16‭, ‬26‭-‬27 RVR1960



por honra y por deshonra, por mala fama y por buena fama; como engañadores, pero veraces; como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí vivimos; como castigados, mas no muertos; como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo. 1 Corintios 6:9- 10


Nuestra esperanza está en Cristo


Victoria Arias

Sigueme en mis redes sociales y te espero por un café #UnCafeconJesus