Marcadeagua2020.png

blog

Nunca escribo sola, El es mi inspiración y mi compañía

Victoria Arias

Un plan diferente!


Planeando?

Es increíble hace un año, apenas estaba en esta fecha regresando o tratando de regresar de un viaje, que al principio parecía sin sentido, y de hecho por el cual fui muy criticada, por no "cumplir con los planes" previstos.

Había muchas expectativas para aquel tiempo, de hecho me acababa de enterar que había perdido mi cuenta de instagram de @365notasdeamor y parecía que todo iba cuesta abajo. Sin embargo se hizo lo que me mandaron hacer, visité muchos lugares, hogares y hasta pase tiempo con mi familia después de muchos años de no verles, trate de hacerles pasar el mejor tiempo que pude, sin incomodarles, o abusar de la visita, pues al final el viaje tardaría un mes, así que Dios tuvo que abrir un par de puertas más y hacer un par de camas más para que mi visita fuera "casi" pasajera o de médico como dicen en mi tierra.

Para mi sorpresa se abrieron más puertas de las que pensé y hasta entre en el secreto de muchos corazones, donde me sentí casi que honrada por poder llevar un vaso de agua viva a tantos hogares y tantos corazones sedientos. Toque de cerca temas escabrosos como tener la muerte muy cerca, provocarla por desesperación, la soledad, la depresión, la escasés, el rencor a flor de piel, la incredulidad y falta de fe más voraz comiéndose a pedacitos toda una familia. Pero todas las puertas no fueron de trabajo duro y pesado, también hubo lugares donde recibí el mejor de los abrazos, los mejores platos de comida, me transporté en autos con los que su chofer se convirtió en amigo de muchos años y me compartieron su vida, sus sueños y me mostraron la ciudad como si la viera por 1era vez...que casi fue así.

Regresé con una maleta llena de regalos y comidita rica, llegué a mi realidad: No tenía casa, no tenía ni mi cama, ni mi almohada. Tenía que ver lo mejor de lo que había pasado en mi viaje y desempacar todos los nuevo proyectos que había sido puestos en mis manos.

A casi la mitad del año experimenté muy de cerca una de las peores tragedias en mi vida, fue literal como escapar de la muerte sin saber que me perseguía en serio. Luego continué mi tour, me rompieron el corazón como nunca en mi vida y no fue alguien cualquiera, traté de escapar un par de veces por la salida de emergencia pero la puerta estaba con candado, debía soportar la prueba y salir victoriosa sin rencores, y con el amor aún más fortalecido y así fue, después seguí y seguí hospedándome en lugares, de nuevo con la maleta al hombro como les escribí en la última nota del blog que tengo registrada...

Dios solo puede restaurarnos cuando estamos rotos, el alfarero no va a dejar una vasija a la mitad, y si ve mugresitos o el barro con "cositas" como digo yo, pues aplasta y vuelve a empezar, El tiene tiempo...nosotros no, así que debemos decidir dejarnos trabajar o resistirnos y ser quebrados en sus manos...una vez más.

Todo se trata de procesos y de amor, de ese amor del bueno que todo lo sufre, todo lo espera, todo lo cree, todo lo soporta. Y entonces se irá abriendo el camino, un camino que al principio no se ve claro, pero no por que no esté claro sino por que estamos velados y muchas veces totalmente ciegos.

Qué era lo que tenía que ver? bueno, poco a poco después de mucho peregrinar, fui siendo llevada a un tiempo de total dependencia, así es mi amado, DEPENDENCIA, cosa bien difícil con Dios, porque generalmente nos enseñan a que es por nuestro esfuerzo, que todo lo puedes, que nada es imposible si tu lo planeas bien, etc. Pero en verdad con El aunque muchas de estas palabras son como las dice la escritura, no se trata de nuestros sueños o nuestras fuerzas, si no su propósito y de sus fuerzas.

Yo te pregunto, cómo El te va a levantar si no te has caído de verdad, como te va salvar si no te has rendido, ni le has dejado entrar?, O como te va a proveer si tu sientes que eres tu el que te provee todo lo que tienes, y lo que tienes crees que es tuyo, cuando todo le pertenece a El y solo te lo está prestando para que lo administres para edificar tu carácter. Y cuando más serás calibrado será cuando no lo tengas, cuando lo que trabajaste sea quitado, cuando todo sea removido solo quedará lo inamovible: tu FE.

Se que te va a sonar a mas de lo mismo, pero sabes?, apenas hace unos meses, me trajo a un refugio (literal) un lugar que no vino por mis esfuerzos, mi búsqueda, o mis mejores intentos. Que va! solo llegó un día justo cuando mientras lloraba desesperada por no entender nada de lo que sucedía, por no entender qué debía hacer o qué estaba haciendo mal pues usé todo mi armamento...pero nada funcionó. Simplemente vino me tomó de la mano y me dijo, espérame aquí. Simultáneamente venía sintiendo que algo iba a ocurrir, así como cuando Noé escuchó por primera vez gotas en su techo...y se preguntó así mismo: Será eso a lo que El Señor se refería? era algo que Noé nunca había visto: lluvia. Era algo que se sentía en lo profundo de la piel y que una noche y otra noche me fue despertando y sólo me decía: Ora.

Te soy sincera, no se a qué se refería, parecía vaga la solicitud, sin embargo así lo hice, preguntaba una y otra vez, pero exactamente por qué o por quién quieres que ore? pero todo seguía en silencio en la cama de turno. Poco a poco esos sueños y llamados fueron más intensos, y entonces empecé a compartirlos con amigas que saben que Dios habla y les dije: No se que es pero la instrucción era: "Haz un altar familiar en casa" quédate en casa y ora con tu gente. Otras veces invitaba a a otras amigas a tener reuniones de oración o a mis amigos empecé a invitarlos más seguido a ir a la iglesia, a ser más radical en su fe, a no soltar su escudo de la fe, a volver a los inicios, a buscar el rostro de Dios, al arrepentimiento. Y se supone que la mayoría con los que compartí tienen una relación personal con Jesús, aún así, las ocupaciones, los afanes o sus propias maneras de relacionarse con El me iban dejando de lado como "una cosa mas de Vicky", no por que no me creyeran o no quisieran sino porque definitivamente no tenían tiempo, estaban cansados y el mundo se los estaba comiendo de a poquitos, como saboreándoles primero...espinos ahogándoles hasta asfixiarlos, y ni se diga de los que ni siquiera querían saber de Jesús, o tienen a Dios a su manera...

Yo seguí orando, hasta que empezó un ruido muy lejos, venía de oriente, un que olía mal pero que parecía tan lejano que parecía no poder tocarnos, luego empecé a buscar un lugar donde poder dar mi mensaje más radicalmente, pero en ese momento recibí la noticia que ya lo había perdido casi todo...oficialmente no tenía casa, ni cosas, nada solo mis dos maletas, pero paradójicamente y sobrenaturalmente SIEMPRE hubo banquetes en mi casa y una almohada para recostar mi cabeza...algunos no cuentan con tanta suerte.

En fin, encontré un lugar y cuando me entusiasmé, los afanes levantaron las murallas del tiempo, y no se podía, entonces volví a casa con la mirada perdida, luego me llegó un susurro me hablaron de otro rincón donde podría poner mi pequeño letrero y hablar con confianza de lo que Dios estaba haciendo, y casi que lo logramos, hasta hubo un hermoso encuentro donde por primera vez después de mucho tiempo podía sacar mi mensaje que estaba en el rollito, lo abrí y dije lo que Dios quería que recordáramos todos: SU PERDON. De cómo las mentiras nos ciegan y no nos dejan ver a los que tenemos al lado y nos hacen vernos a nosotros mismo muy lejos de ser amados por Dios. Me arreglé, me vestí para la ocasión aun cuando terminé con mis pies adoloridos como si hubiese caminado kilómetros pero satisfecha.

Luego, todo cambió! los planes finalmente para este nuevo año, se estaba dando y no eran los nuestros. Todo el mundo tuvo que empezar a contraerse, todos tuvieron miedo, aquel rumor con olor a podrido se había acercado tanto que ensució a