• Victoria Arias

MI DIARIO Un largo día


Es increíble cómo el tiempo pasa y no nos damos cuenta, o mejor dicho si nos damos cuenta, pero nos hacemos los locos, no escribía desde el fin de año, y ya han pasado 4 meses, desde mi último "día", recuerda que esta temporada de mis notas se llama "MI DIARIO"; es curioso cómo mis notas, aunque son una para cada día del año, no necesariamente son diarias.

Hay temporadas en que si, pero en los dos últimos años mis días se fueron alargando y me refiero a los días en el tiempo de Dios, y justamente de esto quiero hablar: LOS TIEMPOS DE DIOS.

A todos nos gusta cobijarnos bajo esa frase, ya sea para dar largas a una decisión importante y desafiante, o para señalar una larga espera de las dádivas del cielo en las que esperamos cuando los milagros se necesitan con urgencia, espero me haya hecho entender.

Hoy día mi vista es completamente diferente a la de hace cuatro meses atràs, y parece que me estoy moviendo muy rápido, ya casi tengo mareo, recuerdas "el mango"?, bueno ya no està, hay noches en que me levanto todavía preguntándome dònde estoy o hacìa donde voy, y con un dolor que rasguña el corazòn, pero que luego te das cuenta que es Dios haciendo una cirugìa profunda que duele pero que sanarà tu alma; cuando caminamos en el camino que decidì seguir, es muy complicado amañarse como dirían en mi tierra, encariñarse con el rededor, esto me trajo dos episodios de las escrituras; uno y en el que he meditado de manera bien especial estas últimas semanas es el pueblo de Israel en el desierto cuando iban con Moisés, estoy segura que alguna vez lo has leìdo y si no pues te invito a pasar por el principio en las escrituras y darte cuenta de esta travesía sin precedentes. Bueno en aquel desierto, la manera en que Dios guiaba al pueblo era a través de una nube en el día y una columna de fuego en la noche...qué loco ah?, Estos dos escenarios determinarían que el pueblo se mantendría a salvo en medio del hostil territorio y ademàs desconocido para ellos. Dios, Jehovà, había determinado que estas dos señales aparecerían diariamente de esta manera, en el día la nube les cubriría del sol candente, produciendoles sombra y alivio, y en la noche la columna de fuego les abrigaría del violento frío y les daría luz en medio de la inmensa oscuridad. Esto es casi inmediato de adivinar, sin embargo, mi curiosidad llegó hasta allí por una buena cantidad de años, no indagué màs acerca de este pasaje, pero hace muy pocos días en medio de mis bruscos movimientos con El Señor, me di cuenta de otro detalle y està màs exactamente escrito asì:

Así era continuamente: la nube lo cubría de día, y de noche la apariencia de fuego. Cuando se alzaba la nube del tabernáculo, los hijos de Israel partían; y en el lugar donde la nube paraba, allí acampaban los hijos de Israel. Al mandato de Jehová los hijos de Israel partían, y al mandato de Jehová acampaban; todos los días que la nube estaba sobre el tabernáculo, permanecían acampados. Cuando la nube se detenía sobre el tabernáculo muchos días, entonces los hijos de Israel guardaban la ordenanza de Jehová, y no partían. Y cuando la nube estaba sobre el tabernáculo pocos días, al mandato de Jehová acampaban, y al mandato de Jehová partían. Y cuando la nube se detenía desde la tarde hasta la mañana, o cuando a la mañana la nube se levantaba, ellos partían; o si había estado un día, y a la noche la nube se levantaba, entonces partían. O si dos días, o un mes, o un año, mientras la nube se detenía sobre el tabernáculo permaneciendo sobre él, los hijos de Israel seguían acampados, y no se movían; mas cuando ella se alzaba, ellos partían. Al mandato de Jehová acampaban, y al mandato de Jehová partían, guardando la ordenanza de Jehová como Jehová lo había dicho por medio de Moisés. Números 9:16‭-‬23 RVR1960

Ves?, al mandato de la voz del Señor se movían o acampaban, bueno asì era difícil saber cuánto tiempo pasaría la nube sobre el tabernáculo, entonces simplemente ellos avanzaban, sin una periodicidad, unas veces meses, otras veces días, claro, ahora quiero que te imagines una mudanza, la mayoría de gente con la que hablo, literalmente odia las mudanzas, el hecho de empacar, guardar, escoger y hasta botar lo innecesario puede traer mucho cansancio, asì que ahora imagínate los israelitas, el día menos pensando, veìan que la nube se movía y corran a empacar, Dios no les daba avisos ni les mandaba e-mails, ni tenìa el calendario de google o un grupito en whatsapp, para sincronizarlos a todos...que va!, la nube solo avanzaba y no había ni tiempo ni derecho a protestar.

Parece desde afuera una posición algo caprichosa de parte del Señor y seguro lo has pensado cuando El mismo te dice NO a algo y te hace moverte a las malas, pero pensemos un poco, se que será difícil pero si lo vemos como un Padre que ama, es posible que El tiene fuertes motivos para mover a sus hijos de un lugar a otro, o vienen amenazas inncesarias de enfrentar, algo así como enemigos a atacar, o viene una tormenta de arena, o simplemente los està viendo como muy cómodos y ese no es el destino, recordemos que ellos habían sido liberados de Egipto, de la esclavitud para ser introducidos en la tierra prometida.

Entonces podemos concluir que si Dios te ha estado incomodando un poco últimamente como a mi, ten en cuenta que se trata de un plan mejor, quizás no lo comprendas ahora y seguro los israelitas tampoco...y crèeme yo menos; es posible que en medio de la corredera, se tengan que quedar muchas cosas atrás, utensilios que en el campamento fueron ùtiles pero que para el camino no van a ser màs que estorbo y carga; es muy posible también que no estamos hablando de 3 gatos jugando a los scouts, estamos hablando de un pueblo numeroso caminando en el desierto, en tu caso y en el mìo es posible que hablemos de nuestra familia, caminando un terreno que ellos no dominaban y para el cual no estaban preparados, bestias y tribus nómadas que si sabían de guerra, asì que estos débiles ex-esclavos no eran que digamos muy fuertes, ni hábiles con las armas, hay momentos donde es mejor decir: "Aquí corrió, y no aquí murió", igualmente, en los campamentos pudo haber compincherìa innecesaria y hasta letal para el resto de la comunidad, así que mejor empaquemos y movámonos; o incluso por la convivencia es posible que no todos se hayan llevado tan bien y se hayan gestados enemistades que podrían crear motines. Estas y otras tantas razones muy sabias, Dios estarìa y està contemplando a la hora de movernos un poco. Jesús también dijo a un hombre que se arriesgó a decirle: YO quiero seguirte; El respondió las zorras tienen madriguera y las aves del cielo hacen nidos pero el hijo del hombre (refieriendose a El mismo) no tiene dónde recostar su cabeza. Esto no es otra cosa, que con El es caminando rápido. Por que el destino, no esta acá, y descansar en el mundo nos puede hacer querer volver atrás, y nadie que pone la mano en el arado y mira atrás es digno de seguirlo.

Podrìa quedarme escribiendo este "dìa" por buen tiempo, pero mi resumen será para no aburrirte sino màs bien sacarte de tu confortable temporada que te dice: no creo que todavía venga, El se demora, o esto aquí està menos complicado que moverme, o es que me da nostalgia dejar esto o aquello...estas respuestas en tus circunstancias de no querer hacer caso a un llamado que ya recibiste. Y en el otro caso de que ya estès caminando juiciosamente con El y estás cansado esperando acampar, o màs bien dicho esperando un milagro, una promesa, un deseo de tu corazón finalmente cumplido y que se lo entregaste con lágrimas y aún no sucede. Te quiero recordar, que todo, absolutamente todo, ocurrirá en Su tiempo, exactamente cuando El vea que es hora de moverse y te haga mudar, de casa, de entorno, de piel, de trabajo, de hábitos, de ciudad y hasta de país, solo con el propósito de ponerte cada vez màs cerca de tu tierra prometida. Y será necesario abandonar cosas que pensaste que serían para siempre, o personas que empezaste a tomarles cariño, y hábitos o trabajos que parecían la profesión de tu vida, pero que en realidad solo eran necesarias para el tiempo de acampada. Habrán muchas cosas que en la carrera camines con ellas al hombro, riquezas de este mundo, que te has negado a soltar; pero posiblemente al rato se convertirán en un carga tan pesada que te sacaràn màs lágrimas que haberlas dejado atrás.

Una de las últimas palabras que Jesús dijo a sus discípulos antes de subir, fue "vengo pronto", y aquí estamos esperándolo pacientemente los que creemos en El, aunque muchos que aún no creen ni en su existencia o la creen a su manera, posiblemente se burlaràn de esta ADVERTENCIA y de hecho te perseguirán en burla y desafío, menospreciando tu fe cuando tu promesa o milagro no se vea cumplido, o cuando tu plan parezca absurdo, o quizás todo se vea al revés delante de los ojos de estos incrédulos e incluso de tus propios ojos mojados de duda...entonces para ellos y para ti en esos momentos de debilidad te dejo este poderoso pasaje que el apostol Pedro dejo en una de sus cartas para consuelo y esperanza de muchos, aprèndetelo y descansa en la temporada que estès justamente ahora, si estás acampando retoma fuerzas, duerme bien, ora sin cesar y búscate buenos amigos, y si estás caminando, apresura el paso, no te quedes atrás que pronto vendrá el descanso o tu milagro aparecerá sorpresivamente tan sòlo al doblar la esquina o como dice la Biblia, en un abrir y cerrar de ojos:

Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.'El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. ' 2 Pedro 3:9

Aquì te dejo un vìdeo que te llenarà de fuerza. Y si puedes, apòya este ministerio compartiendo esta nota y suscribiendote al canal. Dios te bendiga. Te ama en Cristo, Victoria Arias

#notas

66 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV