• Victoria Arias

¿PIDIENDO SEÑALES?


Ustedes conocen el dicho: “Hay cuatro meses entre la siembra y la cosecha”, pero yo les digo: despierten y miren a su alrededor, los campos ya están listos para la cosecha.

Si esta verdad escrita fuese activada ahora mismo en tiempo presente, qué serías tu?, trigo o cizaña?. A decir verdad estos dos lucen tan parecido que hasta tu mismo podrías confundirte si no eres agricultor. En su primer crecimiento terminan juntos y se ven iguales. La diferencia más evidente de estos dos son los frutos. Jesús habló acerca de cómo identificar a sus discipulos y dijo : por sus frutos serán reconocidos. El se refería a los frutos de Espíritu (Gálatas 5:22-23) Cómo te ves tu en medio del cuerpo de Cristo?. No importa si piensas que ya eres muy viejo para estos asuntos, y digas mi tiempo ya pasó, o por el contrario digas soy demasiado niño aún no es mi tiempo. Quiero que sepas que si aún estás en esta tierra sin importar la edad que tengas, Jesús esta esperando que te pongas en acción. Si la mies está lista para segar y muchos en medio de su prueba piden al Padre que se cumpla la promesa y Cristo venga en este instante de tu vida, qué te encontraría haciendo?. Si fuera nuestro corazón el que contesta seguro dirá estoy listo!, sin embargo ni tu ni yo ni el representante más elevado de su iglesia hoy día hemos sido arrebatados aún, por ende aún hay un tiempo en el cual estamos recibiendo una oportunidad de enderezar cualquier senda pendiente. Si ignoras su misericordia y paciencia, sería como no comprender los tiempos de simbra y cosecha y morir de hambre al no reconocer que un fruto ya está listo o no. Hay obras que Dios está esperando de ti y quizás aún no realizas, algunas para con tu prójimo y otras contigo mismo. Levántate y resplancede nos dice la escritura en Isaias 60:1, y con ella somos exhortados a no esconder esa luz de la cuál hemos sido llenos para testiminio. El Señor Jesús después de conversar con la samaritana y aún después que ella le había entregado su vida, luego de haber oído y transmitido el mensaje a otros, aún esperó dos dias más. Pero dejó claro en la biblia que así podía cumplirse su mandato. El se queda un tiempo más para respaldar tu batalla, para supervisar ru misión si estás haciendo lo correcto, lo.que El mandó y luego se va en paz, sabiendo que ya hizo su trabajo en aquel lugar. Hoy mi mensaje es, no te conformes con lo que tienes, o con lo qye has hecho pues El mismo te recuerda que todavía falta por recoger, la mies es mucha y los obreros pocos. Ve y busca más obreros para aligerar tu carga y cumplir con todo lo ordenado. Ya la cosecha está lista y para lo cual te estás quedando un tiempo más se trata de comprender que has sido escogido y llamado a un trabajo que te dará otra oportunidad a partir de HOY de estar listo para cuando sean tus frutos los que sean supervisados. Porque nadie conoce el día ni la hora sino solo El Padre en que buscará a los verdaderos adores que le adoren en espíritu y en verdad. Pero su palabra nos dice HOY: "Despierten y miren a su alrededor, los campos ya están listo para la cosecha" (Juan 4:35) Es decir verdaderos frutos dignos de ser puestos en la mesa del Rey.

Y tu, que eres HOY trigo o cizaña?

Por Victoria Arias

@365NotasDeAm❤r

Ustedes conocen el dicho: “Hay cuatro meses entre la siembra y la cosecha”, pero yo les digo: despierten y miren a su alrededor, los campos ya están listos para la cosecha. Juan 4:35 NTV

#notas

22 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV