• Victoria Arias

Si esa prosperidad no viene del cielo...


Amado, deseo que seas prosperado en TODO y que tengas SALUD a la vez que tu alma prospera. 3 Juan:2

Todos esperamos ser bendecidos, y en gran manera, de hecho todos en algún momento claman por salud, prosperidad en todo, sin embargo muchas veces es posible que estas peticiones no pasen del techo, ya que son peticiones llenas de ingratitud, donde se piden y reclaman posesiones terrenales, una prosperidad temporal, y cuántos hoy día no están de rodillas tratando de inventar el método para ser exitosos desde la perspectiva del mundo, la libertad financiera, y hasta ya existe un evangelio de la prosperidad...

Muchos quizás en esta debilidad incluso, enfocan su fe, en tan sólo esta prosperidad bien lejana de la que Cristo nos habló cuando dijo que no acumuláramos tesoros que el orin y la polilla destruirían, sino más bien hiciéramos tesoros en el cielo, dónde nadie nos los arrebataría.

Pero muy lejos estamos cuando meditamos de día y de noche en las ausencias y carencias en vez de lo que ya tenemos o las misericordias con las que somos sorprendidos cada mañana.

Todos estamos viviendo en este mundo, repleto de necesidades y cada día más inventos para saciar el hambre del cuerpo, la cual es insaciable...y no se llenará nunca, de hecho al envejecer cada día pedirá por más.

Aún viviendo en este mundo de aflicciones, pues estas necesidades, desde las básicas como el comer y vestir, hasta las más complejas como el agradar a todos o querer todo cuánto aparece o cuánto inventan. Sin querer quedamos atrapados de una u otra forma, solo con el propósito perverso de un enemigo que quiere vernos renegar de nuestro proveedor, sólo con la premisa de no bastarnos con nada porque siempre se quiere más, nunca es suficiente.

Hoy mi reflexión es que no podemos escapar antes de tiempo, ni "morir a la víspera" como dice el dicho, tenemos un tiempo específico para permanecer aquí y cumplir con nuestro propósito en esta tierra, y día a día El creador nos busca, para que giremos nuestro rostro hacía El, y veamos las maravillas, sus maravillas. Nos busca para sacarnos del infierno de la sed eterna, para liberarnos de la codicia, para regalarnos su paz a través de la gratitud, para llenarnos de eternidad hacía la vida y no hacía una muerte lenta que solo terminará en infierno cuando cerremos nuestros ojos en la tumba.

Esa prosperidad de la que todos hablan solo te ensordece, pues menos del 1% que la venden, realmente la tienen, pues cada día se levantan esclavos de su propia cárcel, esa dónde buscan y buscan el tesoro que no encontrarán aquí, y que puede funcionar por un tiempo pero al igual que un reloj dañado, dejará de dar la hora correcta cuando menos se lo esperan. Todos esos negocios y una libertad financiera que solo les pone cadenas para repetirle a otros una mentira y así no sentirse solos y frustrados, una mentira que un día creyeron y hoy piensan que deben mantenerla para no parecer burlados. Todos esos trabajos donde se debe ser creativo para inyectar un milímetro de vida, de ventas o de basura en una mente que no para. Todos esos "amores" inconclusos que no se bastan con un corazón quebrantado delante de Dios, si no que necesitan también estar de rodillas delante de ellos para saciar su incansable hambre de no sabes qué...

Siéntate y reflexiona, cuántas horas del día dedicas a pensar cómo mantenerte, o cómo lograr un número más arriba, cuánto tiempo das al mundo tratando de parecer exitoso y en la noche parece que todo se quedó en el show, los aplausos y la efervescencia que solo te llenó de ...nada. Pues sigues incompleto.

"Qué alegría para los que no siguen el consejo de malos, ni andan con pecadores, ni se juntan con burlones; sino que se deleitan en la ley del Señor meditando en ella día y noche. Son como árboles plantados a la orilla de un río, que siempre dan fruto en su tiempo.Sus hojas nunca se marchitan, y prosperan en todo lo que hacen. Salmos 1.

Hay cosas que ni todo el oro del mundo remendarían en tí...ese corazón roto por alguien que te lastimó, esa muerte inesperada que te robó el regalo más amado, esa traición que arrastró contigo hasta el pozo de la desesperación, esa burla macabra por tus pasos de fe, esa vergüenza inmanejable que te dejó sin aliento al esperar un milagro que parece que nunca sucedió, esa provisión que te salvaría el pellejo y se tardó para siempre, esa compañía que de noche y de día esperabas encontrar al lado de tu almohada para recostar tu cabeza...hay cosas que en esta tierra parece que no tienen remedio, pero sabes amado?, aunque ocurrieran todos juntos estos milagros que hicieran que todas esas cosas se cumplieran o se arreglaran, pero aun tienes sed, esas proezas no vienen del cielo, si se llenaran tus arcas en un gran golpe de suerte y quien se glorifica eres tu y al recostar tu cabeza aún no estás satisfecho, esa prosperidad no viene del cielo, si aparece la idea perfecta, el negocio ideal, el hombre o la mujer "perfectos" y luego tu sonrisa se desvanece como la neblina, entonces no venían del cielo.

Algunas veces porque los milagros los arregló otro: Tu enemigo y te engañó...otra vez. Y las otras veces porque aunque EL mismo Padre celestial las enviará con un ejército de ángeles como mensajeros para que no te quede duda, pero tu corazón está endurecido, simplemente pasaría como Jesús nos dijo:

"Nadie pone un remiendo de tela nueva en un vestido viejo, porque entonces el remiendo al encogerse tira de él, lo nuevo de lo viejo, y se produce una rotura peor. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque entonces el vino romperá el odre, y se pierde el vino y también los odres; sino que se echa vino nuevo en odres nuevos." Marcos 2:21

Es necesario, que este recipiente donde se recibe el milagro, ese precioso tesoro, este nuevo día, o esta fría noche, este plato tibio, o este abrazo desde lejos, esta nota sincera, o este chat si alguien decidió enviártelo...es necesario que este recipiente: TU corazón, haya sido lleno primero de la plenitud de Dios, a través de meditar y deleitarse en la palabra de Dios, es necesario que tu alma sea colmada del gozo del Espíritu, a través de una nueva vida con el único que da la vida eterna: JESÚS, que tiene contentamiento en todo, aún padeciendo hambre, y también en abundancia, sabes por qué? porque con un Espíritu limpio, El habita donde está la convicción de la presencia de un Dios todopoderoso, un Padre que ama y suple, una esperanza que no se acaba ni perece, un amor inagotable para repartir abundantemente cuando todos, si, todos te dieron la espalda, o sólo aquel de quién esperabas ternura y comprensión. Allí es dónde El hace su certera su presencia y todo lo soporta y todo lo espera nuevamente y te hace repetir una y otra vez TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE, y sabemos que El nos dará conforme a sus riquezas, riquezas que no pudren el óxido ni el orín, riquezas que no se apagan con un soplido, tesoros que no se evaporan con la tormenta, sino que permanecen para siempre, así como la palabra de Dios que te dice:

Amado, deseo que seas prosperado en TODO y que tengas SALUD a la vez que tu alma prospera, 3 Juan:2

#notas

37 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV