• Victoria Arias L.

AMA DE CASA, ¿ESPECIE EN VÍA DE EXTINCIÓN?


Llevo semanas, muchas semanas pasando ratos largos en casa, ya que mi centro de operaciones pasó a ser mi hogar, lo cual es bastante ventajoso, pero también muy confrontante para una mamá soltera como yo. En esta nota voy a hablarle a todos, tanto hombres como mujeres, y especialmente mujeres madres solteras como yo.

La verdad estoy más que agotada, y obvio sino fuera por la fortaleza que Dios me da cada día, créeme que ya habría colapsado, aunque no te puedo mentir, pues tengo momentos donde ya he pasado por ese estado por breves momentos. Esta foto la tomaron mis hijos en uno de esos momentos donde ya estaba echada a perder y Dios me regaló un dormir en paz de cinco minutos.

Todavía es muy confuso para mi entender el tema del feminismo o la inclusión de género, quizás esta nota para muchas que se muevan en esa onda se sentirán aludidas o atacadas, pero en realidad me parece muy agotador querer hacer más de para lo que fuimos diseñadas. Y no me malinterpreten, creo en la igualdad de derechos y de darle un lugar a la mujer sin embargo las madres solteras recién abandonadas o con un buen par de años solas como yo, no pienso que tendríamos mucho tiempo para andar lidiando con más quehaceres.

He sido madre soltera casi el 80% del tiempo que llevo viva, y es un locura con la que todavía no termino de convivir, sencillamente no es agradable, siento que estoy haciendo cosas que no me corresponden, y he dejado de hacer otras que anhelaría...si lo eres también, no te pasa a tí lo mismo?. Creo honestamente que lo más difícil de ser madre soltera es ser ama de casa. Definitivamente el concepto que la sociedad tiene de esta noble profesión es tan erróneo que de hecho ha logrado que miles de mujeres sean reacias a ejecutar esta labor. Las amas de casa ya parecen una especie en vía de extinción, entre el repudio de las mismas mujeres que atropelladas por el abuso o llevadas por la necesidad de ser iguales al hombre y las pocas amas de casa que genuinamente se dedican a esto y son literalmente anuladas, se ha disipado uno de los espacios mas sagrados entre ser mujer y el hogar.

Creo fielmente en la esencia de la mujer, pero los reproches de continuo desde que soy muy joven sin contar los abusos a la mujer me llevaron a poner mi confianza en "mi libertad", una mentira muy vieja diseñada para lograr el éxito del peor enemigo de la familia : Satanás y sus afanes mentirosos.

Acaso no has estado en ese corre corre, de levantarte temprano, cocinar, dejar ropa y comida lista con tus hijos, salir volando, medio arreglada, cambiarte el chip y pensar en trabajo, en cómo cumplir, buscar clientes o preparar informes o si trabajas para alguien, soportar regaños u opresión, lloras en el baño a escondidas, comes recalentado quizás, vuelves a los afanes, y luego sales en carreras a buscar a tus hijos al cole, al jardín, donde el vecino, tu mamá, tu abuela, o esa alma que se apiadó de guardar de tus pequeños o en el peor de los casos y en ausencia de todas las anteriores, tomaste la arriesgada decisión de dejarlo ya encargarse de llegar a casa solito si ya tiene edad a pesar de las fuertes críticas o pasar por irresponsable, casi como la mujer adúltera de la biblia, donde la quieren apedrear por haberla encontrado en el acto, pero al parecer ella adulteraba con el "aire" ya que el hombre ni siquiera allí estaba presente. Llegas a casa casi consumida pero con la alegría de volver a casa con tus hijos, pero oh sorpresa! olvidaste el desorden y limpieza que te esperaba, así que como puedes te pones en acción y vuelves a introducir el chip de ama de casa y tratas de resolver, sin contar que cada vez que llegan las cuentas se parecen menos a tus ingresos, así que en un arranque de confianza decides independizarte o en algunos casos en un arranque de puertas cerradas donde nadie te da la oportunidad de trabajar, igual te toca nuevamente "resolver", a estas maravillosas situaciones le sumas que si pierdes o estas en riesgo de perder el colegio, la casa, o en su defecto lo poco que has adquirido, tus allegados se sientan con un taza de café en la mano y te dicen muy normal algo asqueados :

- Y no piensas hacer nada para ver cómo resuelves??, no te das cuenta que tienes que luchar por tus hijos?

...allí es donde el mundo se te cae a pedazos y ves desde el fondo de ese abismo la cara del inquisidor que deportivamente y sin autoridad por que quizás no ha pasado por lo mismo se regocija en "consejos sabios" que solo te hunden más, algo así como estar parado a la orilla del acantilado y en vez de decirte cuidado y jalarte, más bien te dan un pequeño empujoncito soplando en tu cara con el hedor del juicio, sin contar la inexplicable sensación de abandono y rechazo que te rompe el alma, y la impotencia con respecto al papá de tus hijos que no sabes que es peor si el dolor de la indiferencia total y su ausencia 100%, o las apariciones de un papá a medias que se toma atribuciones sin derecho y que solo traen dolores de cabeza.

Estas escenas te son familiares??, y posiblemente tu orgullo todavía está tan vigente que me contestas mientras lees (como si yo estuviera allí)...

- Ay que drama, eso es normal yo ya me acostumbré, o en los casos más extremos se te ha hecho un nudo en la garganta y empezaste a buscar las cámaras que te han estado filmando en secreto.

Mi noticia del día de hoy mi amada mami soltera es que no renuncies!, que la ayuda viene en camino, que se perfectamente cómo te sientes, igual se cómo te sientes amada ama de casa, conozco todas y cada una de tus frustraciones, especialmente cuando me quedo estos largos períodos en casa y por alguna razón sobrenatural Dios trabaja en mí para mejorar este aspecto (depender de un marido), mientras todos me gritan y no piensas salir a trabajar?. Al final y hasta el momento recuperé mi confianza, pero no en mí, sino en Aquel que todo lo puede, y me va llevando en sus brazos y me ayuda a descansar aún cuando creo que estoy rendida hasta para dormir. El guarda mi sueño y créeme lo hará con el tuyo.

El ser humano es inconforme en la mayoría de su aspectos, es ingrato y codicioso, estas son algunas de las cosas que nos apartan de la gracia de Dios, y somos realmente atacadas como mujeres cuando estos afanes arriba mencionados se vuelven nuestra peor pesadilla, mi consejo, no quieras agradar a todos, es tiempo de decepcionar un par de personas empezando por TI, es muy posible que estos ataques de ansiedad que te gobiernan de vez en cuando solo reflejan nuestra naturaleza humana insaciable que todo lo quiere, y sabes? en esta etapa de conocer al Señor se me ha permitido elegir, y hay cosas para las que no estamos diseñadas y aun así las queremos hacer, nos perdemos de momentos realmente especiales por tratar de tener control sobre todo, en mi caso no ha sido diferente, vengo de una vida muy agitada y aun queriendo servir a Dios EL mismo me ha permitido escenarios donde soy completamente inútil en algunas áreas de mi vida, allí es donde su gracia es mas que suficiente, El y su poder se hacen más grandes en mis debilidades, ´pues cuando sencillamente dejo de ser esa súper profesional, me convierto en una excelente ama de casa y llevo buen tiempo preparándome para ser una esposa y ayuda idónea, si es que El tiene para mi un marido, sin embargo El mismo se ha proclamado mi marido hasta cuando esté lista, así que no te afanes por ser todas las cosas al tiempo, porque NO SE PUEDE y aunque se pudiera, no vale la pena, mejor un día a la vez, una cosa a la vez, de lo contrario terminarás tan exhausta que no tendrás gozo, que no saldrá de tí mas que reniegos y quejas, los cuales te harán muy infeliz. No quieras hacer tanto que al final no hagas nada, si tus hijos son pequeños aprovéchalos, dales de tu tiempo y ternura así dejes de ser tan "indispensable" como crees en tu trabajo, y si HOY estás leyendo esta nota seguro que Dios no te ha abandonado hasta aquí nos trajo a ti y a mi y eso quiere decir que hay un propósito más grande para tí y para nuestros hijos, somos las amas de casa más preciadas del Señor, cuidamos de su hogar, donde El habita, y sabes por qué ? porque a pesar de que hay faltantes y a pesar que muchas quizás se han confundido y han puesto sus ojos en el hombre equivocado, incluso ya habiendo sido abandonadas...El te ha protegido, así es, El ha cuidado de nosotras fielmente.

Ahora, si eres una ama de casa, de esas que si tiene marido pero debe permanecer en casa, usa tu tiempo para agradar a Dios, deleitándote en tu hogar, en ese espacio especial, ese rinconcito que Dios te ha dado para levantar tu familia, con mayor razón disfruta de tus hijos porque ese tiempo no vuelve más, ese tiempo que tienes de más con ellos y esas cargas menos que tienes con respecto a nosotras las abandonadas, es tan valioso delante de los ojos de Dios que se alegrará si entiendes que te lo ha dado como dádiva especial.

Si por el contrario eres de esas mujeres que pelean por sus derechos aún estando en lugares y países libres como el occidente del planeta, reflexiona y siéntate a buscar y disfrutar del deleite de ser mujer, no te sientas menos por la profesión de ama de casa, estando incluso en casa puedes desarrollar tus talentos, no intentes alcanzar una cima de la que después te de terror bajar o alguien te empuje cruelmente, hay batallas que le pertenecen a Dios y su justicia y El jamás usaría de carne de cañon a sus pequeñas princesas.

Y a ti amiga que sufres la opresión, el abuso, el daño incluso estando en tu propio hogar, busca ayuda, habla con alguien, y levanta tu mirada al cielo Dios está allí contigo, no te ha abandonado el que te cuida, la ausencia de su presencia es la que provoca los atropellos contra tí, su pequeña niña. Oraremos juntas si El mismo me permite llegar a tí con sus lazos de amor, no calles amada, el silencio en momentos como esos no solo nos hace pensar que merecemos tal castigo sino que es nuestro peor enemigo y sepulta los corazones de otras que piensan que están solas. Créeme a mi también me pasó.

Hay madres solteras aun con un hombre en casa, a ellas les envío la bendición del Padre celestial desde lo alto, rompiendo fronteras, tocará tu corazón, te lo prometo, su misericordia no se apartará de tí, pero es momento de tomar decisiones.

A todas esas mujeres que han sentido como yo, mientras leían mi nota después de una larga pausa, de un fuerte cansancio y de semanas de hacer preguntas al que me guarda y que aveces..si...incluso yo, pierdo de vista, les regalo esta promesa de nuestro Rey de los ejércitos celestiales y se que hay más y por eso te invito a mi próxima convocatoria de mamás solteras, escríbeme a 365notasdeamor@gmail.com y aquí va tu promesa, leela cada vez que te sientas en medio de tinieblas:

Salmos 18

¡Cuánto te amo, Señor, fuerza mía!

2 El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva,[a] ¡mi más alto escondite! 3 Invoco al Señor, que es digno de alabanza, y quedo a salvo de mis enemigos.

4 Los lazos de la muerte me envolvieron; los torrentes destructores me abrumaron. 5 Me enredaron los lazos del sepulcro, y me encontré ante las trampas de la muerte. 6 En mi angustia invoqué al Señor; clamé a mi Dios, y él me escuchó desde su templo; ¡mi clamor llegó a sus oídos!

7 La tierra tembló, se estremeció; se sacudieron los cimientos de los montes; ¡retemblaron a causa de su enojo! 8 Por la nariz echaba humo, por la boca, fuego consumidor; ¡lanzaba carbones encendidos!

9 Rasgando el cielo, descendió, pisando sobre oscuros nubarrones. 10 Montando sobre un querubín, surcó los cielos y se remontó sobre las alas del viento. 11 Hizo de las tinieblas su escondite, de los oscuros y cargados nubarrones un pabellón que lo rodeaba. 12 De su radiante presencia brotaron nubes, granizos y carbones encendidos.

13 En el cielo, entre granizos y carbones encendidos, se oyó el trueno del Señor, resonó la voz del Altísimo. 14 Lanzó sus flechas, sus grandes centellas; dispersó a mis enemigos y los puso en fuga. 15 A causa de tu reprensión, oh Señor, y por el resoplido de tu enojo,[b] las cuencas del mar quedaron a la vista; ¡al descubierto quedaron los cimientos de la tierra!

16 Extendiendo su mano desde lo alto, tomó la mía y me sacó del mar profundo. 17 Me libró de mi enemigo poderoso, y de aquellos que me odiaban y eran más fuertes que yo. 18 En el día de mi desgracia me salieron al encuentro, pero mi apoyo fue el Señor. 19 Me sacó a un amplio espacio; me libró porque se agradó de mí

#notas

65 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV