• Lorena Beitia M.

COMPASION #365mujeresdeverdad


Mujer de verdad día 7 Nombre: Lorena Beitia M. País: Panamá

No conocí al Señor hasta los 33 años, para la gloria de El, para mi salvación y con fe para la de los míos también . En verdad lo acepté un año atrás, y por qué digo un año después que lo conocí, porque en verdad no había meditado que era conocerlo.

Para mi conocer alguien es saber quién es, qué le gusta, cómo se comporta y sobre todo qué puede aportar en mi vida, aunque suene egoísta, así somos como humanos. Nuestro Padre, nuestro creador sabia eso y por eso envió a su hijo Jesús, el mismo Dios en carne hueso, para que lo conociéramos, para eso tomó discípulos para que lo conocieran a fondo, y contaran quién es y qué aporta a sus vidas.

Lucas 10:30-37: Cuando conocí sobre el Señor lo que más me impactó y trascendió en mi, fue su amor, pero qué es el amor?, hay mucha definiciones, pero sólo enfoquémonos en una de las característica del AMOR: la COMPASIÖN , esta hermosa parábola del buen samaritano que Jesús nos dejó para que le conociéramos describe un perfecto amor y porque amor? No compasión? Porque como dije es una característica que alberga el amor en nuestro corazón.

Conocí a Jesús, por mi relación de pareja actual, al que bendigo por el amor y compasión que ha tenido en mi caminar conmigo y mis locuras, arrebatos, y más por los tropezones que hemos compartido juntos. Me considero rebelde de naturaleza y por eso me ha costado más, crecer y confiar en todo. Unas de las cosas que mas me ha costado es cambiar mi forma de pensar y no preciso ajustado al querer y pensar de Dios, esto me ha llevado en el caminar encontrándome con personas como la describen en la parábola, OJO no las etiqueto, pero sí puedo pensar que nuestro actuar a veces conociendo a Dios; es como el sacerdote cruzando al otro lado y aquel quien trabajaba en el templo que siguió de largo. Les cuento esto, de verdad me encontré quien siguió de largo, quien desistió, juzgó, criticó, en vez de recogerme cuando estaba en el suelo, digo estaba en el suelo por que parte mía aun estaba en el mundo, donde te saca Jesús al conocerle. Pero también llegó quien me recogió y tuvo compasión de mi, curó y pagó mi estadía hasta que pudiera levantarme.

Mi reflexión de hoy, es COMPASION, para quienes veamos que comienzan a conocer a Jesucristo y a vivir en él, o simplemente quien necesita un poco de nosotros, nuestro tiempo, nuestras palabras, o simplemente escuchar solo eso escuchar, escuchar sana y reconforta a otros. Muchos sabemos que nada es fácil, y no todos tenemos la dicha de que no se nos haya recogido de lo no tan profundo. Recordemos esa “Compasión” de Jesús, quien no criticó, no juzgó, pero si corrigió firme y a la misma vez sutil, con su ejemplo de Compasión nos enseñó y nos enseña unas de las mas preciosas característica del AMOR DE DIOS.

Lucas 10:30-37

Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto.

Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo.

Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo.

Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él.

Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese.

¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?

Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.

Lorena Beitia M.

Voluntaria @365notasdeamor

#notas

39 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV