• Victoria Arias

DIOS SABE PARA DONDE VAS...


Y dijo: «¡Miren! La gente está unida, y todos hablan el mismo idioma. Después de esto, ¡nada de lo que se propongan hacer les será imposible! Génesis 11:6 NTV

Hoy día la palabra #EMPRENDIMIENTO es algo extremadamente común, muy de moda quizás, se llama comúnmente al que por voluntad propia o por causas externas(despidos masivos, jubilación o desempleo) busca desarrollar un proyecto propio, salir de donde está para hacer algo completamente nuevo o a un lugar que desconoce. Este episodio del Génesis nos habla de la famosa torre de babel, donde juntos los hombres deseaban llegar al cielo construyendo una torre tan alta, y tomaron ladrillos para levantarla, Dios que no pierde de vista nada, sabe que no solo han usado materiales hechos por ellos y no por EL...para llegar a El, y esto se asemeja a querer llegar a Dios por métodos no dados por EL, también El sabe que el ser humano es determinado pero que sin su guía puede perderse en la vanagloria humana y la frialdad de las vanidades de este mundo, por esto interrumpe esta osadía y confunde a los hombres para que aunque conocen algo no puedan entenderse entre ellos...te ha pasado que aunque estás en un lugar con el mismo idioma no logras comunicarte?...llámese país, trabajo, organización e incluso iglesia??.

El empresario también llamado emprendedor por muchos años tuvo un lugar privilegiado, era aquel exclusivo valiente que da empleo a otros. Más de un tiempo para acá en las personas se ha despertado un sentir por salirse del entorno de jefe- empleado o de los monopolios y la economía informal cada vez toma más auge. De hecho se han desarrollado carreras y cursos que certifican personas como emprendedores o que impulsan a otros a desarrollarse como independientes. Desde muy niña mi sueño fue tener una empresa, no sabia de qué pero jugaba en vez de las barbies a ser la jefe y hacia papeles y me sentaba en una pequeña mesita pretendiendo ser mi oficina. Con los años este "sueño" se cumplió sin embargo experimenté dos tipos de emprendimiento uno sin Dios y otro con El como socio. Los

dos me trajeron problemas, los dos me llenaron de asuntos para resolver y los dos me enseñaron a caer de pie.

Sin embargo solo el segundo me dió sabiduría y produjo frutos y no te me adelantes, no hablo de que ahora se mucho o que tengo millones en el banco, de hecho, la sabiduría me enseñó a cuidar de otros sin importar si yo pierdo y a escapar de posibles trucos de magia que me darían la tan famosa "libertad financiera" y con respecto a los frutos fueron tales como aprender a esperar aunque no recibiera lo esperado (PACIENCIA), a estar en reposo aunque estuviera literalmente sobre un piso hirviente o una tormenta que destruye (PAZ), a sonreír genuinamente o llorar de la misma forma honesta sin perder la esperanza (GOZO), a dar disfrutando por y junto al otro sin esperar nada a cambio (BONDAD) y aunque hay otros frutos no puedo decir que los he experimentado todos plenamente y de hecho hay uno que me cuesta mucho y es controlarme en vez de tratar de controlar (DOMINIO PROPIO_TEMPLANZA)...en fin.

Esta experiencia como emprendedora, no me deja más que decirte que puedes llegar a ser un empresario exitoso, o con mucho dinero o con las dos...pero sin Dios, el día que todo esto no esté (dinero, éxito) puedes llegar a caer tan abajo que puedes perderte vista a ti mismo, cuando todos te fallen y tu mismo te falles...el golpe solo te llevará cara a cara con El que has dejado esperando en la sala de espera y sin un café durante mucho tiempo, ese asesor, consultor juez, inversionista y socio que has anhelado por mucho tiempo...cuando emprendes con El y tienes los otros logros (añadiduras) el dinero, reconocimiento y demás las recibirás con humildad sabiendo que vienen de El porque El mismo es dueño de todo y no lo anda presumiendo sino que lo comparte contigo...

Es muy posible que me digas que siempre lo has tenido por delante, en todos tus asuntos, sin embargo cuando El te ha dicho: por ahí no!, más profundo te metes, y sabes cómo te dijo por ahí no?, cuando a ti te parecía que todos iban a estar de acuerdo y quizás...solo quizás así fue...y entonces después de agradar a todo el mundo, te subiste tan alto que en el momento que algo falla, mirarás a todos lados y los que trataste de agradar ya no están satisfechos con tus números, o quieren más, hasta ponerte en una cuerda floja tan alta y sin malla que te obliga a cargar una enorme vara para no caer que pesa tanto que te duelen los hombros cada noche, que te tortura el cuello, y te corta los pies, que no te deja mirar arriba por que caerías, ni abajo para que juegues con tu mente y le digas : "todo está bien"...

Emprendimiento implica responsabilidad, pues ya no habrá nadie para dirigirte, sólo tu y tu socio...acaso es Dios???...si te duermes, todos de tí para abajo pierden, tienes familia?, sin planes y estrategias, cuando venga la marea es posible que te tumbe...sin confianza en tu socio cuando pierdas dinero, morirás en la agonía porque confiaste en el dinero y no el proveedor...sin la palabra de Dios es emancipación, como esa que hacen los niños de hollywood cuando han ganado tanto que ya no quieren que sus padres les guíen en sus vidas...parece que ya no los necesitan y aún "no les ha sanado ni el ombligo" como diría mi mamá...

Emprender un viaje sin un mapa o sin dirección es un tiquete a la aventura, si, pero también a caer en el lugar equivocado...así mismo emprender sin la Biblia es como pretender saberlo todo, por que tus títulos o experiencia o talentos son invencibles y muchos de esos que te empujan con un: "Tu puedes, lo vas a lograr, cree en tí mismo!! no los verás nunca más cuando hayas caído por la tabla en un mar lleno de tiburones que si devoran sin piedad.

CUIDADO! es mi enseñanza hoy amado, no oigas todo lo que te digan, no actúes sin consultar al que todo lo ve, no des un paso en falso y si vas a dar pasos en "FE" que tu fe sea en otro (Jesús) y no en tu propia prudencia, incluso con EL es posible que no veas muy lejos, pero verás la visión, con EL tu pie siempre estará iluminado y si caes por parpadear, EL mismo te sacará sin juzgarte y te traerá de vuelta al camino. La visión debe venir de EL, el plan debe ser el suyo, las herramientas por ilógicas que parezcan El mismo te las dará a conocer, el triunfo debe ser indiscutible, porque El...ya ganó. Y si en el camino resbalas, EL te sostendrá con su mano, si te equivocas EL te corrige poniéndote una y otra vez en el mismo lugar: la palma de su mano, y si se te ocurre, emprender sin El, es posible que El mismo te detenga, por que ha puesto en ti eternidad y determinación y sabe que puedes hacer cualquier cosa, pero si la haces sin El es posible que estés caminando determinádamente al otro lado, empoderándote si....pero de tu propia destrucción...si no hablas la palabra del que todo lo emprendió...del que todo lo hizo, y no haces conforme a ella, puedes terminar como dijo Jesús, Cualquiera pues que me oye estas palabras y no las practica, le compararé con un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena, cayó la lluvia, vinieron los ríos, y soplaron los vientos, y azotaron aquella casa, y ésta se vino abajo, y su ruina fue estrepitosa. (Mateo 7:26-27)

@365NotasDeAmor

#notas

39 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV