• Victoria Arias

NOTA DIA 77 Quieres una pesca diferente? Obedece!


Todos queremos pescar, todos se levantan cada día buscando la pesca milagrosa, lograr que nuestros métodos e intenciones según a nuestro parecer "buenas" funcionen.

Cada día sales a la calle y abres tus ojos al mundo, estas dispuesto a comértelo quizás,hay muchos por ahí en salones, en las redes sociales e incluso en libros, que te llenaron de aire diciéndote "Tu puedes, cree en tí mismo!" pero al final del mismo, sólo regresas a casa cansado, sin fuerzas y en muchas ocasiones quizás sin darte cuenta que sigues con vida pues estar vivo pasó a un segundo plano...ya no es tan importante, pues simplemente, estás...

Te has encontrado con personas que quizás te llenan de más incertidumbre pues ellos mismos no están conscientes de sus logros o sus bendiciones en cambio por alguna razón tu si las ves con claridad?

Te ha pasado que el pasto de al lado siempre es más verde que el tuyo?...

Que están haciendo ellos que tu no? O peor por qué ellos no se dan cuenta de lo que tienen y tu si?...y lo anhelas...

Buscas día a día una oportunidad, la opción millonaria, la respuesta a todos tus problemas, pero la buscas en ese pequeño cajón de tus angustias...es decir buscas una curita que resuelva el momento o el asunto, al menos eso te dices a ti mismo para darte ánimos...

Te rodeas de gente, amigos, familia o quizás desconocidos pero siempre te sientes sólo o que nadie te comprende...te ocupas cada vez en más cosas para parecer ocupado y esto solo te "pre" ocupa más...

Aun después de un logro o de un milagro inesperado tan pronto cumple su objetivo ...se desvanece como neblina y olvidas la bendición...te ha pasado?. Recuerdas la ultima vez que recibiste un milagro ? Ese que a último minuto te salvó la vida o al menos te dió un suspiro de aliento para mantenerte en la carrera?...quizás si...quizás lo recuerdas y en tu cara se hace una ligera sonrisa...pero no logras entender por qué ya no te salta el corazón como en ese momento cuando ocurrió. ..anhelas volver a sentir eso pero hasta que no te pregunté lo habías olvidado por completo...

Que sucede ahora? Has vuelto a casa con las manos vacías? , acaso nuevamente te encuentras entre la espada y la pared o simplemente tu vida pasa delante de ti y ni siquiera te das cuenta pues todo es lo mismo y estas viviendo en automático. ..

Buscas en tu corazón esa pesca milagrosa. Pero regresas una y otra vez a casa sin nada...

Simón Pedro pescador de profesión y tradición, experto en la materia, conocía los vientos, las mareas, la hora precisa y la calidad de los peces, día a día se levantaba muy temprano a cumplir con su labor, su piel olorosa a mar salado, sus manos fuertes y ásperas por las redes, su lenguaje común y corriente que solo hablaba de pescado, cada día iba por el sustento de su familia, de su casa de si mismo. Cada día su mente en medio del oleaje meditaba qué será de mi vida? quizás moriré aquí en medio del pescado o viejo viendo a mis nietos hacer lo que mis abuelos me enseñaron. Acostumbrado a recibir lo mismo por el mismo esfuerzo, por la carga que ya estaba medida en sus fuerzas, ni un poco mas ni un poco menos, solo lo suficiente.

Hasta que un día regresando frustrado por no pescar nada se ve de frente con alguien diferente a el, alguien que no conocía pero que le confrontó en su propia barca...en su propia playa...en su propio territorio. Allí frente a él estaba un hombre que sereno simplemente le dijo: ve a lo mas profundo y echa tus redes nuevamente...

Quizás Simón Pedro pudo pensar, este hombre no sabe nada de pesca, y en mi propio territorio, ese que yo domino, me esta dando una instrucción...sin embargo algo en ese hombre era diferente y Simón Pedro a pesar de toda la experiencia combinada con el agotamiento del día decidió escuchar la instrucción y dentro de su corazón sintió que debía dar ese paso a ciegas. El entendió que hacer las cosas siempre a la misma manera quizás no era la forma de conseguir el resultado que el tanto esperaba.

Así que sin objetar le dejo claro a Jesús que obedecería sin objetar sólo porque El lo había dicho, algo dentro de ese veterano pescador se había movido, algo que ni siquiera el podría entender y avanzó una vez más regresando mar adentro y estando allí, haciendo todo lo opuesto a lo que su experiencia, tradición y conocimiento anterior le había enseñado, tiró sus redes al otro lado, en una hora no acostumbrada, de la manera no común sólo por obediencia y por FE, experimentó que sus ojos vieron el milagro, sus redes se rompían a más no poder, el pescado era tan abundante que sus fuertes brazos ya no resistían, nunca antes había visto tal cosa, la barca se doblaba y se hundía pero su emoción desbordaba el corazón, el cansancio se había ido, la desesperanza se esfumó, solo quedaban risas nerviosas y gritos de auxilio a sus compañeros y otras barcas para pedir ayuda y compartir con muchos esa gran pesca, esa pesca milagrosa que tanto había soñado y que poco a poco el polvo había sepultado haciéndolo pensar que solo era un soñador...

Ahora era verdad y ese hombre, ese nuevo amigo Jesús le había dado una nueva esperanza, un nuevo método, una nueva fuerza, un regalo exclusivo para el, su pasto ahora era mas verde e incluso podía compartirlo con el vecino!!

Te invito que empieces a pensar qué métodos o tradiciones te están sepultando en el polvo, qué te ata a ser el mismo de siempre ya que los resultados siempre son los mismos?. Crees que Jesús sólo sabe la formula para que Simón Pedro pesque más? o estarías dispuesto a escuchar cuál sería esa instrucción que te daría a ti...?

Te invito a que sueltes tus antiguas redes, abandones esos métodos y escuches su voz, si te contara más sobre como cambió la vida de miles...de cientos...de millones, estarías tan ansioso como yo de escuchar su nueva idea...estarías listo a usar una nueva vestidura, si te digo que con El puedes nacer de nuevo y tener una nueva oportunidad de llegar al camino correcto, a la vida correcta...a descubrir la verdad...aceptarías? Crees que ya lo conoces? ...quiero que sepas que a mi me ha dicho cosas nuevas que tu no sabes y a ti te dirá cosas nuevas que me tendrás que decir...quiero que sepas que si sigues oyendo a todos esos que te dicen que confíes en tí que tu todo lo puedes vas a dejar de confiar en el OMNIPOTENTE, sabes por qué? por que la fe viene por oir y si solo oyes ruido, y porras para tí empezarás a querer cargar más allá de lo que puedes soportar y si te dejas llevar por lo que te dicen y no por lo que el OMNISCIENTE te dice, es posible que tu pesca no sean más que neumáticos viejos y algas.

Escríbeme, lo seguimos juntos y te sigo contando más de El...si aceptas entonces yo estaré presenciando un nuevo milagro : TU...

Por Victoria Arias @365notasdeam♡r

San Lucas 5:4-5 RVC Cuando terminó de hablar, le dijo a Simón: «Lleva la barca hacia la parte honda del lago, y echen allí sus redes para pescar.» Simón le dijo: «Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y no hemos pescado nada; pero ya que tú me lo pides, echaré la red.»

#notas

69 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV