• Victoria Arias

CÓMO SABER QUE NO HAS PERDIDO EL SABOR?


A quién le gusta comer sin sal? es posible que a algunos les toque y otros en disciplina pondrán poco de este valioso condimento en su comida, pero en realidad cuando la sal se desvanece o pierde su sabor simplemente nada sabe igual... es decepcionante comer un huevo sin sal, de hecho la misma biblia en el libro de Job, se habla de lo desagradable de comer sin sal. Este era un hombre de buen comer y por sus llagas le era imposible disfrutar de los placeres de la comida y aún esta tragedia se sumó a sus innumerables pruebas.

Hay algunos síntomas con los que puedes detectar que estás perdiendo sabor:

- Tus palabras son insípidas y no traen consuelo...a otros

- Tu actitud es melancólica, indiferente, y se esconde tras el orgullo

- No encuentras paz mientras lees su palabra, la sal pierde su sabor...no nutre

- No te hace falta escuchar sus enseñanzas, crees que ya sabes "lo necesario"

- Piensas que tu batalla es "temporal" y no repercutirá eternamente

- Te cuesta perdonar especialmente a los que no amas

- Los viejos hábitos empiezan a ponerse cómodos, nuevamente en tu casa, en tu vida, en tu cuerpo

- Cuando tienes dudas consultas en todo lado menos al Padre...en su palabra

- Apagas El Espíritu Santo, dejándo su opinión de lado

- Te vuelven a atraer las cosas del mundo, te siguen atrayendo o peor reconoces que no son para tí...y aún así eres indiferente ante el daño que hacen.

- Tus decisiones son fluctuantes

- Prefieres oir lo que te gusta, soluciones microondas

- Tu amor se está apagando...incluso por tí...

Jesús dijo que somos la sal de la tierra, que somos la luz del mundo, Él nos da este ejemplo ya que con nuestra sazón podríamos dar vida o muerte, podríamos ser útiles para su obra, y cuando hay sal pues se usa. Él también se refiere a que somos la luz de mundo, es decir que nosotros iluminamos el camino a otros, y si el camino es Él pues somos ese lámpara que le muestra a otros quién es El, dice que nadie enciende una lámpara y la pone bajo la cama y definitivamente que hacer esto es tonto, de hecho si te fijas ahora mismo la mayoría de tus lámparas cuelgan del techo y tiene su razón de ser, entre más alta está la luz, ilumina más, da mejor alcance.

Si, parece tonto el ejemplo, pero lo somos más nosotros cuando recibimos esta luz, y entonces El habita entre nosotros y simplemente nos escondemos.

Hoy te pregunto a cuántos les estás dando de esa luz que recibiste cuando tu mismo estabas a oscuras?, si no se trata de brillar para que otros encuentren el camino, entonces cuál es la razón de haber sido sazonado?

Quizás muchos recordarán y sonreirán al haber sido bendecidos, encontrados, salvados, sanados y hasta perdonados, un leve sonrisa y una paz que les hace sentirse "especiales" se asoma en su rostro., pero que se va desvaneciendo poco a poco al enfrentarse nuevamente a las aflicciones del mundo de las que nos advirtió Jesús, y entonces dijo: Pero tranquilos, Yo he vencido al mundo! y luego se fue...prometiendo que volvería...quizás eres uno de estos que sonrío levemente, pero por alguna razón está batallando una vez más con nuevas tribulaciones, y trata en sus fuerzas de creer.

Hoy te quiero contar que ese mismo que te sanó alguna vez, en quién confiaste a pesar de que todos te fallaron, ese que te dió paz aunque no le pudiste ver con tus ojos pero si con tu corazón, también dijo que nadie enciende una lámpara para luego esconderla... Así es amado!, si has recibido un llamado de abrir las puertas de tu casa, de tu corazón nuevamente a ese Jesús para que otros, si, otros! que están perdidos encuentren esa misma luz, debes salir de debajo de la cama!. Debes recobrar tu sabor, eres sal y sin sabor la sal es arrojada a la basura, si escondes la lámpara será inútil y se extinguirá con el tiempo.

Te invito a que te levantes de dónde estás, te invito a que brilles una vez más, pero esta vez con las armas del espíritu, con las fuerzas de El y no las tuyas, con las herramientas y recursos que quizás NUNCA has usado aunque los has tenido opacados por los recursos de este mundo...las posesiones terrenales, las riquezas de aquí que perecen...que son temporales.

Dice la Biblia en Habacuc 3 "Aunque las higueras no florezcan, y no haya uvas en las vides, aunque se pierda la cosecha de oliva, y los campos queden vacíos y no den fruto, aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacíos !aun así me alegraré en El Señor! !Me gozaré en mi salvación!El me da pie firme como el venado, capaz de pisar sobre las alturas!

Sabes? Por que quizás, antes de ser encontrado, brillabas pero con tus propios argumentos, con tus propias lámparas, con tus propios recursos con tus propias ideas, el control lo tenías tu y disponías de el, ahora sabes que de EL es el control y tu eres su instrumento, El es la fuente de esa luz, es el sabor de esa sal y ahora El quiere usarte como vasija de barro para echar ese precioso tesoro, esa preciosa agua que quita la sed a otros, EL quiere quitar la venda de los ojos usándote a tí, ahora tu eres SU recurso, sus manos, sus pies y su boca. Cuando dices El tiempo de Dios es perfecto, o será en el tiempo de Dios...y hacías a tu manera, e incluso El lo permitía, yo te digo que ese tiempo ya llegó y es ahora cuando El es quién es soberano, porque escuchó cuando le dijiste: "Hágase tu voluntad y no la mía" entonces, tu voluntad sobra y El entonces gobierna desde dentro de tí a su creación, esa eres: TU

#notas

32 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV