• Victoria Arias

Un café de "VERDAD" al día, es poco


La manera más divertida de iniciar el día para mí es con una buena taza de café, no se trata de lo grande o de una cantidad exagerada, amarga, ácida y extremadamente caliente...no..

Una buena taza de café requiere de ciertas características para que sea saboreada y surta el efecto reparador y activador más no adicción sin límite o motivación por inercia. Mis amigos, clientes y personas que me conocen saben que me encanta el café, pero también saben que no se trata de ser adicta o de tomar enormes e industriales tazas de café sin sentido...el éxito está en saber compartirlo, saber prepararlo, saber servirlo y especialmente saber disfrutarlo. Debe ser en medida perfecta, ni mucho ni poco, cargadito negrito pero no amargo intomable, con azucar o sin ella a gusto del cliente, calientico pero no hirviendo y sobretodo muy muy perfumado dejando un leve sabor a fruta en la boca en cada sorbo.

Con mucha modestia, les quiero contar que he logrado hacer tomar una rica taza de café a gente que no soportaba ni el olor en las mañanas, solo por que les mostré que no debe ser un vicio pues todos los vicios son nocivos y por lo general llegan a molestar, incomodar y aveces a afectar a los demás y además un vicio hace que se pierda el verdadero sentido de probar un momento de calidad a solas meditando o en la compañía de otro y eso fue lo que sucedió, muy a conveniencia mía he logrado conseguir que el momento de "UN CAFE?" así como le digo a mis amigos, sea algo divertido, intimo entre ellos y yo y especialmente para compartir temas que nos ayudan a ambos a edificarnos, por ejemplo el tema de la palabra de Dios, claro no como cátedra o religión sino como una manera de exteriorizar sentires, apoyarnos mutuamente y enderezar las sendas...cuando nos estamos yendo demasiado al otro lado.

Entre una cosa y la otra, la amistad,mi familia, los negocios, las confesiones, las lloradas, las alegrías o celebraciones, siempre son acompañadas por un rico café con Vicky. Y no es que se trate de mi sino que se convirtió en la excusa perfecta para verme con alguien o para abrir los corazones...aunque no nos tomemos un café es el título perfecto para saber que cuentas conmigo.

Esto me ha llevado de la mano a que a través de experiencias con muchas personas en mi país o aquí en Panamá bella, tierra de bendición para mi vida, lograra no solo conseguir buenos amigos, sino buenos clientes y buenas personas en general y entonces pasando de una experiencia a otra, unas buenas, otras muy malas, encontré que debía volver a los inicios y hacer lo que mas me gusta: escribir y leer, y en este proceso descubrí un libro que cambió mi vida pero básicamente porque descubrí que estaba vivo.

Si, amo leer, y me he leído grandes obras literarias desde el quijote, el mio cid, la odisea, la maria, poesía, historia universal, novelas, filosofía, superación personal, pasquines, comics y hasta la revista selecciones...pero nunca, nunca había encontrado algo en la lectura que me revelará tantas cosas y de allí surgió @365notasdeamor, (otra historia más para otro día)...el caso es que decidí compartir lo que leía en la Biblia y lo que me enseñaba esta poderosa RELACIÓN que había nacido de conocer a JESÚS y lo hice a través de muchos medios, entre ellos unas tazas de café....así es, pues una taza siempre me acompaña en la mañana, en la tarde fría, o en un encuentro genial con mis amigos...pero luego surgió el interrogante de dónde las tazas estarían cómodas y accesibles a otros y vino a mi mente un sueño que tuve desde Bogotá cuando vivía allí y pasaba horas tomándome un café repasando las páginas de un buen libro acompañada de música tranquila y un ambiente encantador, relajante y mientras veía como mi pequeño hijo en ese momento de 5 o 6 años jugaba o me acompañaba dibujando algo con sus crayones...era un lugar y un momento mágico y quedó para siempre plasmado en mi mente encontrar a donde fuera un lugar así.

Recuerda, no es el café es la compañía y Un Café con Jesús, a cualquier hora del día es más que reconfortante, a El no le importa si lo que tienes en la taza, es café negro, latte, cappuccino, te, agua, jugo de mora, o alka seltzer...a El lo que más le importa es que te lo tomes con El y le compartas, tus sueños, tus miedos, tus alegrías y tristezas, si HOY POR CASUALIDAD te sientes con el corazón achurrado, NO TEMAS! creeme este café te devolverá las fuerzas, te dará alas de águila para volar por encima de las pruebas y te dará un futuro lleno de esperanza, y si hay alguien más contigo pues mejor porque donde hay dos o más la bendición es mayor!

Con Amor,

Victoria Arias L

#notas

18 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV