• Por Victoria Arias

Nota - Velen y oren


Acaso no te pasa como a mí? Que el día a día se llena de actividades y decisiones desde que apunta el sol hasta que llega la noche, decisiones a cada instante y lo mejor de todo es que de ellas depende las consecuencias. Que gran responsabilidad estar vivo, ah?

Cuando nos encontramos de frente con la mirada de Jesús y hemos tomado decisiones donde las consecuencias nos dejan decepcionados, tendemos a escondernos, en especial si hemos sido víctimas de nuestras emociones, las decisiones que tomamos nos producen, miedo, ansiedad, vergüenza, tristeza, temor al rechazo, culpa o incluso ira por un enojo viejo.

De hecho si nos hablan de EL como que sentimos que nos incomoda un poco pues el mensaje que viene en el paquete es demasiado “positivo” para la ocasión o quizás podemos llegar a no estar de acuerdo…sin embargo no tenemos tantos argumentos como para desarmar a quien pretende ser el mensajero, así que mejor le huimos, o le respondemos que sus ideas son un poco confusas o no se ajustan a nuestra manera de ver las cosas…es decir lo desechamos.

La mirada de Jesús es tan pura que su luz ciega los ojos y nos hace querer sentirnos abrigados una vez más, pues sin darnos cuenta nos alejamos de su presencia y eso produce un frio en el alma, pero no porque El se halla ido sino porque se ha levantado un muro grande entre EL y nosotros que nos llena de soledad y es ahí cuando volvemos a pensar que estamos sin EL, aunque no queramos confesarlo siempre.

Si esto sucede muy a menudo en tu vida o quizás prácticamente dirías que nunca has sentido su presencia, te tengo una noticia: Estas en el lugar correcto!

Parece ilógico pero con Dios las cosas funcionan diferente, sus caminos son muy diferentes a los nuestros y sus pensamientos aunque de bienestar son mucho más altos que los nuestros. Con El las cosas son simples y correctas siempre, con El siempre hay camino, siempre hay luz, siempre hay vida pues EL mismo es esa vida. Así que en cada estación donde pensamos que hemos fallado, que ya no tenemos alternativa o que no hay esperanza…cuando todos los recursos se acabaron y vamos a casa devuelta con las manos vacías, allí es donde EL hace su aparición, solo para recordarnos que SU GRACIA ES SUFICIENTE!!

Y entonces simplemente pasa!, El nos encuentra como pastor quien pierde una indefensa oveja y nos levanta en sus brazos, llevándonos a casa de vuelta, nos inyecta con su espíritu naciendo una vez más, renovando nuestras fuerzas y nos alimenta, sana nuestras heridas y nos pone en el camino nuevamente….SU CAMINO.

Después de eso al hacernos entender de maneras inexplicables y llenas de amor, porque EL ES AMOR , que no debemos alejarnos nuevamente, que no le perdamos de vista su mirada ya que solo el bajarla nos lleva a la oscuridad, nos revela que nuestra fuerza no viene de nosotros…viene de EL y por esa razón debemos alimentarnos de su fuente, así que nos enseña como orar y buscarle en su palabra…nos permite empezar una vez más, se reconcilia a través del perdón y nos enseña a usarlo, a llevarlo puesto y sobre todo a regalarlo como quien regala una flor, es decir, totalmente enamorados, quizás no de nuestro enemigo o de quién nos hirió…incluso quizás ni siquiera de nosotros mismos…sino de EL.

Porque cuando lo hacemos, entramos en una atmósfera especial : Su Reino, y este se expande y nos hace útiles una vez más, solo nos restaura como a vasijas viejas de barro y nos hace preciosas derramando en ellas su agua, su tesoro para calmar la sed de otros. Nos hace brillar! Nos devuelve la esperanza y entonces nace la FE.

Nos invita a no dormirnos en el camino pues EL mismo sabe que es árido y lleno de amenazas, pues en el desierto no se duerme, se avanza, nos invita a no quedarnos dormidos una

vez, a no levantar murallas otra vez, nos lleva de su mano tan poderosa, para que siempre recordemos que nuestro cuerpo es débil pero que su espíritu que está en nosotros está siempre dispuesto y entonces EL hará.

Mateo 26: 40-41

Luego volvió a los discípulos y los encontró dormidos. Le dijo a Pedro: «¿No pudieron velar conmigo ni siquiera una hora? Velen y oren para que no cedan ante la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil»

Por Victoria

@365notasdeam♡r

#notas

2 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV