• Victoria Arias

Nota 71 - ¿Semana santa o vida santa?


Te ha sucedido que estás en prueba o tribulación y entonces tu mirada se levanta para quejarte, cuestionar o reclamar y al no recibir respuesta tus rodillas se doblan y sólo te queda clamar?... Te has preguntado qué quiere El Padre al que clamas o reclamas? O más bien que le agrada?, te invito a abrir las páginas de su voz en La Biblia y encuentra cómo reconocer que El, Soberano, dueño de todo, tiene promesas de bien y no de mal para tu vida y solo desea una cosa: Obediencia. Que si es fácil? Quizás no, cuando es a nuestra manera que queremos resolver nuestros asuntos o quizás "ayudarle" o indicarle cómo hacerlo. Jesús extendió la mano del Padre hacía nosotros a través de su sacrificio...es lo único que quiere que CREAS y que decidas seguirle y cuando El entonces es quién por GRACIA se hace más fuerte y poderoso en nuestra debilidad, nos saca del pozo profundo y fangoso de nuestras decisiones sin El y entonces nos corona con sus misericordias. Nos hacemos santos o apartados para El cuando nuestros pensamientos se dedican a El, cuando nuestras decisiones descansan en su palabra y consejo. Cuando experimentamos paz, aun por encima de los problemas, solo porque creemos que su voluntad es buena, agradable y perfecta lo cual hará que su bendición nos enriquezca sin añadir tristeza. Nos hacemos santos o apartados cuando perdonamos setenta veces siete a nuestros amigos...pero sobretodo a nuestros enemigos. Cuando recibimos su palabra como niños...con inocencia, ingenuidad, humildad y totalmente entregados sin cuestionar, empezando de cero cada día, sin juzgar o tratar de "disimular" nuestros tropiezos haciendo brillar los tropiezos de otros. Cuando compartimos nuestro pan con otros sin esperar recompensa, o regalamos un abrazo cuando no nos lo han pedido. Cuando nos sentimos ricos a pesar de pasar por tribulación financiera porque sabemos que El quiere prosperarnos y que no nos dará nada que no estemos preparados para administrar. Cuando nos refugiamos en El a pesar de haber perdido...a alguien, a pesar que todos te abandonen incluso tu padre o tu madre porque con todo y esto El nos recogerá. Cuando nos traicionaron o enfermamos porque sabemos que Jesús nos comprende pues El vivió los mismos dolores y aún así no pecó y está ahí, justo al lado tuyo para cargarte cuando ya desfalleciste. Nos hacemos santos cuando vivimos un día a la vez entendiendo que somos neblina que desvanece y nadie tiene prometido el día de mañana pero vivimos para hacer el mejor de los esfuerzos para no tomar decisiones basados en el miedo, los celos, la ira, la depresión o la crisis o quizas en deseos egoistas que solo nos favorecen. Para dar la milla extra cada día. Nos hacemos santos, no cuando levantan un estatua fria de yeso de nosotros...sino cuando El nos levanta con gracia delante de todos y nos bendice en medio de lo sobrenatural haciéndonos experimentar su reino. Semana santa?...esa le corresponde a Jesus...y para nosotros...siii, para ti...y también para mi... que te parece una vida santa para empezar?

Romanos 8:6

Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz.

Por Victoria Arias

SUSCRÍBETE A MI CANAL , COMPARTE 365NotasdeAmor https://www.youtube.com/channel/UC1Y-ufGUIYmUO74E0-Sa0XQ

#notas

10 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV