• Victoria Arias

Nota 8 - Cuando Dios sonríe, no es difícil


Los seres humanos estamos tan ocupados en justificarnos que adoptamos este comportamiento como "instinto de supervivencia”. Llevamos a niveles las tentaciones o pecados, según nuestro criterio, por supuesto, catalogándonos de menos malos si se trata de nosotros y, llegamos a ser más radicales si hablamos de los demás. Mejor dicho si se trata de nosotros tratamos de basar nuestra vida en el popular dicho "el que peca y reza, empata" y si se trata de los otros, sentimos lástima así auto premiándonos tratando de ganar puntos y apegándonos al otro popular dicho "te perdono, pero no olvido".

De igual forma nos pasa con Dios, ya que continuamente preferimos dejarlo por fuera o alegar que estamos alejados de Él para así justificar o ser permisivos a la hora de desobedecer.

Te invito a mirarte una vez más al espejo y descubrir que en ti hay vida, un regalo santo; así es, Santo; pues Dios puso su espíritu en nosotros por lo que es imposible hacerlo a un lado cuando pecamos o somos débiles. Y si hablamos de Él, de una u otra forma exigimos o le señalamos de Perfecto. ¿Por qué razón pensamos que nosotros no debemos o podemos ser santos como Él, si Él habita en nosotros? De igual forma nos dejó la instrucción para conocerle y así obedecerle.

Tal como un padre se agrada de ver a su hijo en paz y contento, sin esperar nada más de ese hijo que obediencia, pues tiene la certeza que si lo hace su vida será agradable y así el también se contentará. Dios se agrada con nosotros cuando reconocemos que Él está en nosotros, le conocemos en su palabra y obedecemos su instrucción, de esta manera solo nuestras circunstancias serán agradables a nosotros, ya que nuestras acciones son causa de ellas.

Jesús con su ejemplo nos enseñó cómo conocerle y actuar de la forma correcta, ya que igual que tú y yo, también tiene el Espíritu de Dios en él y al hacerse consciente de esto, vive su vida en obediencia y el resultado es agradable a él, por ende a su padre. ¿Te parece difícil?

PROVERBIOS 16:7

Cuando Dios está contento con nuestro comportamiento, hasta con nuestros enemigosnos hace vivir en paz.

Por Vicky Arias

@365notasdeam♥r

#notas

6 vistas

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamor
  • @365notasdeamorTV